VI TORNEO DE GOLF Exalumnos Bartolinos
“Economía colombiana no saldrá indemne del desplome de los mercados”

Hay oportunidades, si uno quiere ver las flores

“Il y a des fleurs partout pour qui veut bien les voir”
Siempre hay flores para aquellos que las quieren ver
Henry Matisse, Jazz, septiembre 30 de 1947

Matisse recibió el diagnóstico de cáncer abdominal en 1941, y durante la década de los 40s fue sometido a varias cirugías, quedando postrado en cama la mayor parte de su tiempo. A pesar de esto, incapaz de dejar a un lado su pasión artística, usó tijeras y pegante con su asistente para recortar siluetas de papeles de colores y hacer collages. En 1947 Matisse publicó Jazz, un libro que contenía sus mas recientes producciones junto con sus ideas sobre su convalecencia1. A pesar de una economía ruinosa por la segunda guerra mundial, y de una enfermedad debilitante, el libro fue un éxito porque Matisse no se dejó abrumar por las partes oscuras de su situación.

La pandemia del coronavirus tiene suficientes lados oscuros. El secretario general de las Naciones Unidas “Antonio Guterres” la llamó la peor crisis desde la segunda guerra mundial. En todo el mundo hay gente enfermando y muriendo, colegios cerrando, sistemas de salud sobrecargados, empleados perdiendo sus empleos, compañías enfrentando bancarrotas, mercados bursátiles colapsando, y países gastando inmensas sumas en ayuda a empresas y salud.

Pero no importa lo serio y triste que todo esto sea, siempre hay un lado amable. Así, en el espíritu de Matisse, estando siempre dispuesto a ver las flores, no nos olvidemos de tomar la parte positiva con nosotros. Y estos tiempos extraños y oscuros nos presentan oportunidades, si estamos dispuestos a verlas, como Matisse y sus collages. Aquí hay seis que han salido a relucir:

1. Más tiempo

En nuestro fanático día a día el tiempo es generalmente la cosa mas escasa y valiosa que tenemos. La pandemia nos muestra por qué: porque llenamos nuestra agenda con actividades sociales y entretenimiento como ir al teatro, cumpleaños, cine, restaurantes, bares, gimnasios, conciertos, festivales,un millón de cosas. De repente, todo fue cancelado o prohibido, dándonos una buena cantidad de tiempo extra. Y sin embargo, la vida continúa. Esto nos muestra lo fácil que es limpiar nuestras agendas. La oportunidad es que podemos usar ese tiempo extra en otras cosas, o mejor, en nada y disfrutar el tiempo libre. Para aprovechar esta primera oportunidad es clave reevaluar como usamos nuestro tiempo y reservar tiempo para usar en nada, no solo durante la crisis, si no también después de ella. Aprender a ser buena compañía para nosotros mismos. 

2. Reflexionar y reconsiderar

El hecho de que el coronavirus interrumpió bruscamente nuestras rutinas diarias es una oportunidad para reflexionar y reconsiderar las cosas que hacemos, cómo las hacemos, y por qué las hacemos. Cosas que dábamos por sentadas ya no son posibles. Mucha gente ha cambiado su forma de trabajo y trabaja desde sus casas. Esto significa que muchas rutinas están interrumpidas. Esto nos ofrece la oportunidad de analizar nuestros hábitos y rutinas y hacer cambios. Ahora que no hay que manejar varias horas a la semana en el tráfico, que no podemos ir a un bar o restaurante dos veces a la semana con nuestros amigos, o ir a reuniones sociales con casi-desconocidos, podemos reflexionar si queremos seguir haciendo lo mismo después de la crisis. El virus nos muestra una manera de vivir que puede ser interesante en el futuro. 

3. Innovación

Muchas organizaciones sufren de procesos lentos, burocracias complejas y jerarquías rígidas que hacen la vida organizacional poco amable. El coronavirus ha forzado a muchas de estas organizaciones a romper estos sistemas rígidos y a actuar de manera instantánea. Ahora de repente los procesos se pueden evitar o acelerar, muchas reglas se pueden doblar y algunas incluso romper. Las decisiones se pueden tomar de manera más autónoma sin aprobación formal. Y ahora los empleados pueden trabajar desde sus casas sin necesidad de supervisión directa.

Covid-19 nos muestra que, con un estímulo suficientemente fuerte, las cosas se pueden cambiar. Esto tiene que producir innovaciones importantes. Sin poder recibir a sus clientes, por ejemplo, los restaurantes tuvieron que implementar servicios a domicilio. Y los colegios entregan la mayoría de la enseñanza, e incluso los exámenes, en línea. Esta es una oportunidad para crear innovaciones que se pueden mantener después de la crisis, y puede mantener la filosofía de innovación en el futuro sin cuarentena.

4. Mejor comunicación laboral

Según el Harvard Business Review2 gastamos hasta 23 horas a la semana en reuniones, la mitad de las cuales consideramos una pérdida de tiempo. La crisis actual nos forzó a pensar en como manejamos las reuniones. Porque en muchos países ya no es permitido reunirse con un grupo de personas, muchas reuniones se han cancelado. Y las que sobreviven son virtuales y más cortas. Así las cosas, tenemos una excelente oportunidad para aprender a manejar uno de los aspectos más desagradables de la vida empresarial. La tecnología necesaria existe y está madura desde hace años, pero el coronavirus generó una necesidad abrupta de su uso. Es una oportunidad para hacer cambios sistémicos para hacer las reuniones más eficientes, incluso después de la crisis, una oportunidad para reinventar nuestra comunicación laboral. 

5. Reconectarse y ayudar

Los tiempos de crisis siempre son una oportunidad para fortalecer los lazos sociales. Por supuesto, no poder visitar amigos y familia ha creado aislamiento y soledad. Pero sentir que todo el planeta está en esto, todos juntos, también ha generado formas interesantes de conectarse. Algunas se han vuelto fenómenos virales en las redes sociales, como los italianos cantando desde las ventanas y balcones3, pero hay muchas otras iniciativas pequeñas y locales para conectar y ayudar a la gente que lo necesita.

La mayoría de nosotros tiene una experiencia de sociedad individualizada, y esta crisis es una oportunidad de crear nuevos y mejores vínculos sociales, ahora y después de la crisis. 

6. Un ambiente más limpio

El virus trajo el cierre, o por lo menos una reducción dramática, de la actividad industrial. Las fábricas están cerradas u operan por debajo de su capacidad máxima, el tráfico vehicular se redujo radicalmente y el aéreo colapsó, y la falta de turismo ha desocupado las calles de ciudades sobrepobladas como Nueva York, Londres, y Venecia. Aunque esto es parte de la carga negativa para la gente en las industrias afectadas, está en el lado positivo para el planeta. Covid-19 causó una reducción importante en las emisiones de gases de invernadero y otros contaminantes del aire, el agua, y la tierra. Hay reportes de cisnes y peces visibles nadando en los canales de Venecia después de tan solo unas semanas4.

El cierre, aunque temporal, de parte de la economía mundial es un merecido respiro para el ambiente. La oportunidad es mantener parte de esto a largo plazo, y generar conciencia sobre cuanto la actividad humana afecta el medio ambiente. 

El virus nos está mostrando que no importa que tan bien planeemos y organicemos nuestra sociedad, y no importa que tan adentro del antropoceno estemos (la era caracterizada por un impacto humano significativo), no estamos en control. Es una lección de humildad, y una serie de oportunidades, si estamos dispuestos a ver las flores.

Dr. Daniel Anzola Médico, promoción 96’ 

Referencias

1. Matisse, H. (1947) Jazz. New York: Prestel Publishing. p. 9. ISBN 379132392X.

2. Perlow, L. A., Noonan Hadley, C., y Eun, E (2017). Stop the meeting madness. Harvard Business Review, Julio-Agosto de 2017. En: https://hbr.org/2017/07/stop-the-meetingmadness

3. South China Morning Post (15 de marzo, 2020). Italians in nationwide coronavirus lockdown sing together to boost morale. [Video]. YouTube. En: https://www.youtube. com/watch?v=nNxhSe4TiOQ

4. Lonely Planet (19 de marzo, 2020) The canals of Venice have cleared so much that fish are visible and swans have returned – https://fal.cn/379T2 #coronavirus #lockdown [Tweet]. En: https://twitter.com/lonelyplanet/ status/1240488178697502720?s=20 

Dr. Daniel Anzola
Dr. Daniel Anzola Médico, promoción 96’

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *