En octubre se adjudicaría convocatoria de pilotos de fracking según la ANH

El poder de la reactivación económica está en los gobiernos locales

La reactivación económica en clave de los gobiernos locales. Los municipios deben trabajar en unos verdaderos planes de reactivación económica, ajustados a las características de sus territorios. Algunas ideas de como estructurar estos planes.

El futuro es incierto y las noticias no muy claras sobre si nos mantenemos confinados, en aislamiento social o en modo de reactivación. Muchos están diciendo que las medidas han sido necesarias, otros que han sido exageradas y otros que estás fueron más fruto del temor que dé la razón. Pero todos coinciden en que el costo económico que pagaremos será muy alto. Por ejemplo, el premio nobel de química, Michael Levitt, recientemente dijo para la BBC “El daño ocasionado por el confinamiento será mucho mayor que cualquier daño del covid-19 que se haya evitado”.

En efecto, el daño de la economía es grave. El Dane recientemente publico los datos sobre desempleo para el mes de abril de 2019, el cual ascendió a 19.8 por ciento para todo el país, diez puntos más si se compara con la tasa a diciembre del 2019 (9.5 por ciento). En efecto la diferencia es grande, pero más grave es, si comparamos el número de personas que se registraron como “ocupadas” entre estos meses, la diferencia son 6.2 millones de personas menos con “ocupación”.

Mas que lamentarnos, la pregunta lógica es: ¿Qué hacemos? La respuesta, más que en el gobierno nacional está en los alcaldes y gobernadores. Son ellos, que, liderando sus territorios, de manera más cercana a los ciudadanos, a las empresas y a los comercios, son los que tienen el “sartén por el mango”. Para esto, lo primero es invitarlos a trabajar en unos verdaderos planes de reactivación económica, ajustados a las características de sus territorios. Planes, que, si pueden incluirlos en los planes de desarrollo, bien.

Sin embargo, estos seguramente deberán presentarlos para sustentar el presupuesto 2021, que someterán a los respectivos concejos y asambleas en los próximos meses. Planes que a seguramente se deberán tener presente el Plan de Reactivación Económica que prepara el gobierno y espera entregar a finales de julio o agosto, según menciona el Director de Planeación Nacional en su entrevista del 28 de junio ante la revista Semana.

Varios alcaldes y funcionarios del nivel territorial me han hecho esta pregunta. Yo metodicamente les he respondido con varios pasos. En esta columna sugiero seis pasos para estructurar estos planes a nivel territorial. Espero sea de utilidad.

En primer lugar, el primer paso: conozca la estructura económica de su territorio. El covid 19 sin duda afecto la dinámica que tenía la economía y las relaciones sociales, pero no la estructura de nuestros territorios. Es decir, aquellos que producían banano, seguirán produciendo banano; el que servía de centro logístico regional, seguirá siendo un centro logístico. Eso sí, hay cambios. Mantendremos la distancia, tendremos algo de “prevención” al saludarnos, abrazarnos, en fin.

Para conocer esta estructura económica, los invito a consultar el Dane. Los departamentos pueden acceder a los cálculos del PIB Departamental, los municipios a los de la pobreza multidimensional y el ejercicio de vocaciones económicas de municipios, del cual adjunto una imagen muy diciente, en la que evidencia el reto, ya que son precisamente las actividades clasificadas como terciarias, las que mayor esfuerzo demandarán.

El segundo paso: dimensionar la afectación del covid en su territorio. Es importante hacer una radiografía del estado del territorio, pero analizada desde la misma estructura económica identificada. Por ejemplo, revisando la misma información de empleo del Dane, se ve como en la pérdida de empleo varia de sector en las diferentes ciudades analizadas.

En términos relativos del conjunto de las 23 áreas metropolitanas analizadas, el sector de Comercio en Bucaramanga es el que más ha perdido empleos, aportando el 63.1 por ciento de los empleos perdidos en esa ciudad entre diciembre y abril, seguida por el mismo sector en Florencia, Caquetá, con un aporte del 55.8 por ciento sobre los empleos perdidos de esa ciudad. Pero también, se ve que, en otros sectores, como el de Administración Pública, en Bucaramanga, el empleo creció en 6,100 plazas, seguida por Barranquilla, donde el sector de actividades profesionales, creció en 2,800 plazas.

Un diagnóstico claro, nos lleva a un tercer paso: identificar los sectores con mayor tracción en empleo y articulación sectorial. El reto de la reactivación, es identificar aquellas áreas capaces de jalonar más empleo y más sectores. Para esto, herramientas como las matrices insumo-producto, que llamamos los economistas, es decir esos cuadros que nos muestran cómo se relacionan los sectores, son claves.

Por ejemplo, hay sectores, como el de obras civiles, que no sólo es intensivo en mano de obra, es decir requiere mucho personal, sino que también demanda o jalona bienes y servicios de muchos otros sectores, como el de explotación de minas, actividades profesionales, actividades financieras, entre otros. Por ende, sectores como este, puede ser estratégico para la reactivación, siempre y cuando exista una estructura económica que lo soporte. Una recomendación, analice los sectores desde una vision de región, con varios municipios, no se limite solo a un municipio. Grandes oportunidades surgen si pensamos como región.

Lo anterior nos lleva al cuarto paso: articular estos sectores con el plan de desarrollo. En ocasiones he oído que pobres los actuales mandatarios, que a los escasos 60 días de su mandato todo cambio y sus ideas de campaña les tocará ponerlas en remojo debido al Covid. En parte es cierto, pero en parte no. El covid implicó una “sarandeada” muy grande para todos. Pero es gracias a las ideas que se tenían, y que quedaron incluidas en los planes de desarrollo, que el territorio puede volver a despegar. Claro, cambiaran las prioridades, los énfasis, pero, si y solo si, el plan fue diseñado con los pies en la tierra, lo que hay que hacer es ponerlo a funcionar.

El quinto paso: revise y reestructure los proyectos para más inversión en 2021, de la mano de la articulación con el plan de desarrollo, busca identificar aquellos proyectos asociados con los sectores identificados y reestructurarlos para que en 2021 se pueda dar la mayor inversión posible. En una encuesta realizada por la Revista Fortune a 500 presidentes de empresas, a quienes se les pregunta ¿cuándo creen que los niveles de inversión de sus empresas vuelvan a los niveles del 2019?, la mayoría, 35.7 por ciento, concluyen que, en 2021, mientras que un 27.4 por ciento cree que para 2022. Misma lógica, debería asociarse al sector público: debemos jugárnosla toda por la inversión en 2021 y 2022.

Pero en este paso es importante innovar. Ya hay varios municipios que han optado por una mayor visión regional – gran acierto-, por ejemplo, los alcaldes de Villapinzón y Villeta en Cundinamarca, optaron por trabajar articuladamente a fin de garantizar la seguridad alimentaria de sus municipios -segundo gran acierto- por medio del trueque de papa y panela. Ejemplos a seguir.

Y el sexto paso: defina cómo administrar la reactivación. Gerenciar un plan de reactivación no debe ser tarea fácil y adicional. Es importante definir equipos dedicados a esto, capaces de visualizar toda la economía del territorio, a fin de lograr acelerar, incluir o desacelerar acciones, a fin que el territorio se redinamice. Esto no solo implica personas dedicadas, sino también indicadores y metas apropiadas. El país ha acumulado ejemplos de “equipos de tarea” especializados en reactivar: Paez, Eje Cafetero, Ola Invernal, entre otros. No dejemos esas lecciones de lado, al contrario, incorporémosla y ajustemolas a las realidades de cada territorio.

Una vez tenga diseñado el plan de reactivación, socialícelo, compártalo, haga que todos en el territorio lo conozcan. Seguro surgirán propuestas, ideas y críticas. Pero eso es parte del objetivo, la reactivación solo la lograremos si todos aportamos pensando como comunidad asociada al territorio. El poder de la reactivación está en el territorio, en los gobiernos locales.

Artículo Cortesia de: La Silla Vacía: https://www.lasillavacia.com/

Diego Dorado
Diego Dorado
Bartolino 1986

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *