El negocio de los sueños de quienes nacieron en los 70´s y los 80´s
10 consejos para mejorar el WIFI

Editorial – Diciembre 2019

Donaldo Ortiz Lozano, SJ

Donaldo Ortiz Lozano, SJ

Por Donaldo Ortiz Lozano, SJ

Ya llega la Navidad, Dios con nosotros. Tiempo de alegría, de sonrisas, de ternura, de amistad y de vida familiar la más bella del año.

Ya llega la Navidad y nos alegramos porque el año está terminando y queremos tener un buen balance de lo que hemos hecho y de la vida durante doce meses, tanto en nuestro trabajo como en nuestro hogar. Ver crecer a los niños, ver y sentir los diversos movimientos de nuestra Patria, ver y llorar la muerte de tantos compatriotas, sentir el gozo de seguir viviendo y la esperanza de un año mejor que nos espera.

No nos quedemos solamente en estas consideraciones, gocemos viendo a los niños acercarse al pesebre que van construyendo con sus papas y amigos, y sentir en sus ojos alegres la ternura de Dios, que se hace presente en medio de nosotros y podemos tocarlo porque hoy es un niño de carne y hueso, un pequeño que cabe en la cuna de nuestros brazos. Es el Dios eterno que ahora tiene horas, días, es en una palabra Dios con nosotros.

Les invito Bartolinos a sentir y gustar con conciencia tranquila que hemos cumplido nuestro deber, que no hemos tomado nada que no sea nuestro, que hemos respetado y defendido a los más pobres y humildes y que a la medida de nuestras fuerzas hemos tratado de ser buenos ciudadanos y buenos católicos.

Acercarnos al final del año es rendir cuentas y ojalá que para todos sean muy buenas, fruto de nuestro trabajo y alegría de aquellos que comparten nuestras vidas.

Para la Junta Directiva de Asia, para todos los que celebraron quinquenios, para nuestro Colegio cada día más bello y lleno de juventud nuestras oraciones y una acción de gracias al Dios que nos ama y que en Jesús niño se convertirá en Cristo, el Salvador del mundo.

Navidad también significa saber que María Nuestra Señora también se hace madre de todos los creyentes, que como a Jesús, a nosotros nos protege y acompaña, que la Iglesia sufriente en tantos sigue en marcha adelante cumpliendo la voluntad de Dios.

Para todos una Navidad de gracia y de gozo y un año 2020 cargado de esperanzas y de un mejor futuro.

Donaldo Ortiz, S.J.

Donaldo Ortiz Lozano, SJ.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *